Feeds:
Entradas
Comentarios

En el cafetín nos preguntamos siempre qué tiene que tener la vida para que podamos decir “tiene sentido”, y en la misma línea nos preguntamos cuál es el papel de las casualidades en la vida y en su sentido.

Una de las conslusiones a las que llegamos es que la vida está llena de casualidades, las cuales podrían interpretarse como oportunidades de ir ajustando el sendero que se camina cada día, sobre la base de numerosas elecciones conscientes e inconscientes.

Seguir leyendo »

Anuncios

Entre los temas que nos ocupan en el cafetín, uno que siempre ha llamado nuestra atención es el final de una relación. Muchas veces, luego de años de cariño, pasión, deso y armonía, la situación se termina desplomando, y el final lo marca la gota que derrama el vaso.

A continuación va un breve cuento que muestra como una relación llega a su fin, gracias a una casualidad, la cual logra lo que ninguno de los miembros de la pareja se animaban a hacer, a pesar de que el desgaste era claro y el final previsible. Se titula “Rezando al olvido”:

Seguir leyendo »

 

 

 

En el artículo anterior se mencionó al final a la ilusión. Como es comprensible, se trata de un amplio tema que puede ser abordado desde distintas perspectivas; es por ello que en esta oportunidad me enfocaré en la vertiente que tiene mayor relación con el cuento “Una noche de discoteca”.

 

La ilusión puede ser vista como una aparición espontánea que cautiva la mirada y nubla la razón, marcando un paso que no necesariamente tiene explicación. Se trataría, así, de un agente externo que toma por asalto a su huésped y lo hace capaz de acciones que antes no hubiera considerado, de situaciones que lo colocan en un estado descontrolado.  Seguir leyendo »

 

En esta oportunidad quisiera compartir con ustedes un pequeño cuento, que pone de manifiesto una situación de coqueteo, tanto de parte de un chico (de forma torpe y premeditada) y de parte de una chica (de forma sutil y espontánea). ¿El resultado? … veamos que sucede:

 

 “Una noche de discoteca, con un sueño en el bolsillo, va caminando desde el estrecho y hediondo baño hacia la larga y concurrida barra, con confianza en que el encuentro se dará en cualquier momento, con paciencia suficiente como para esperar a que ella aparezca. Rones vienen, rones van, la espera se entretiene; un par de canciones bailadas con una morena desconocida relajan el espíritu y le sirven de periscopio. Sabe que el sueño es realizable, entiende que está más cerca que nunca y vuelve a la barra para estar a la expectativa.

Seguir leyendo »

 

Como se había mencionado en la entrega anterior, en función a la intención se pueden diferenciar dos tipos de coqueteo: los espontáneos y los premeditados.

 

A primera vista podría parecer que entre estos dos tipos de coqueteo no habría mayor diferencia, tranquilamente se podría preguntar ¿Qué más da si se pensaba coquetear con antelación o si el coqueteo nació en el momento?; y responder, de forma simplista: “no hay diferencia, la acción al final es la misma”.  Pero, en realidad, sí existen diferencias importantes entre ambos tipos de coqueteo, que van desde la gestación en sí del acto hasta el resultado del mismo.

Seguir leyendo »

lo politicamente correcto

Sí señores, como lo leen, y como habrán supuesto por mi alias o sobrenombre (o como uds. le quieran llamar) empezaré con mis posts que se verán beligerantes en la forma como los redactaré. Lo siento mucho, y para placer de mis colegas de blog, SI, soy un hígado, soy un disconforme eterno, en el Perú, la China, o en mi actual ubicación geográfica, sino lo saben, los Estados Unidos de América. Este país, no lo voy a negar, despierta en mi buenos y casi idílicos sentimientos, y como mis amigos me recordarán constantemente, yo siempre he querido vivir aquí… bueno, ya vivo aquí.

Seguir leyendo »

Miradas seductoras

Las idas y vueltas son una característica natural del coqueteo: se avanza, se tantea, se conoce, se retrocede, se analiza, se regresa, se consolida, se consuma… pero ¿hasta qué punto se llega en cada etapa? ¿Cuánto tiempo debería durar el coqueteo? ¿Es este necesario? ¿Cómo se evita “meter la pata” en el intento? ¿Cómo se reacciona frente a un coqueteo de alguien por quien se siente algún grado de atracción? 

Seguir leyendo »